Página anterior
19

 

     
Página siguiente
La batea de discos    
       
       
       
       

GRIZZLY BEAR – Veckatimest

     
       

Warp Records

     
       

Jorge Bonelli

     
       

Hace poco salió un nuevo disco de Leonard Cohen y estoy completamente seguro que será uno de los mejores del año, pero ahora sale al ruedo y a competir muy firme por ese puesto, este nuevo álbum del cuarteto de Brooklyn, Grizzly Bear.

“Veckatimest” es su tercer álbum de estudio desde el muy bueno “Yellow House” de 2006, manteniendo su estilo experimental con armonías corales y hermosas orquestaciones y sonidos cálidos, la banda que proviene del indie rock, nos entrega un excelente material.

Southern Point, nuestro refugio en el sur nos llama, canta Daniel Rossen, (songwriter, vocalista, guitarrista y tecladista), tratando de escapar al aislamiento, de esa manera da comienzo el disco con cierto aire de los setenta, Two Weeks, una canción volátil y sutil o el conmovedor estribillo de All We Ask, dan muestra de una excepcional entrega de la banda. Hay mucho más para comentar, pero dejemos las palabras y escuchemos este estupendo álbum, un placer sumamente recomendable.

   
*****************************************************
     
       
       
       
       
       

BILL CALLAHAN - Sometimes I wish we were an eagle

     
       

Drag City

     
       

Marcos Ibarra

     
       

¡¡Terrible disco de Smog!! Si te parece que el disco que derivó del concierto en Londres de Leonard Cohen es una de las joyas de todos los tiempos en que se han hecho canciones de texto con música genial, este otro disco del Bill Callahan te va a dar vuelta. Sencillo y terrible como un animal místico, el trovador sale al ruedo con un material poderoso tanto en textos como en arreglos. Y no ya los maravillosos arreglos de vientos y cuerdas realizados por Brian Beattie, sino un acertado baterista que por momentos, (pienso en too many birds), construye la base rítmica con recurso de redobles: no un adorno o un final de tempo, sino una melodía redobledesca sobre la cual se recuesta la voz grave del maestro. Dicen las malas lenguas que el disco surge luego de la separación de Bill con su mujer Joanna Newsom (otra magnífica cantante folk); una vez más rueda un corazón para ser tripa de arte.

   
*****************************************************
     
       
       
       
       
       

THE HORRORS –  Primary Colours

     
       

Beggards XL

     
       
Jorge Bonelli      
       

Que buen descubrimiento, la verdad que no los conocía. Llega a mis manos, gracias a un amigo, el álbum “Primary Colours” de la banda de garage-rock británica, con aires post-punk, The Horrors. Formados a mediados del 2005, este quinteto lanza su segundo álbum producido por Geoff Barrows de Portishead, ya en el 2007 llaman la atención a Chris Cunningham, director y realizador de videos (Aphex Twin, Portishead, Bjork, Madonna, Placebo, entre otros)  para la realización del video para el tema Sheena is a parasite.

Este álbum ha sido una grata sorpresa, el tema Sea within a sea, tema de difusión, es un buen ejemplo de lo que son estos “horrores”, entre My Bloody Valentine y The Jesus & Mary Chain, van desarrollando a lo largo de los tracks, climas que van de lo gótico y sombrío a la sorpresa. Para tener muy en cuenta.

   
*****************************************************
     
       
       
       
       
       

FERNANDO GOICOCHEA – Orígenes

     
       

Ayuí (2008)

     
       

Julián Sorel

     
       

Fernando Goicoechea, "el goico" como le dicen algunos músicos, nació en Pan de Azúcar hace cuatro décadas y media. Ya de niño comienza a estudiar piano y teoría musical. En la década del setenta estudia en el Conservatorio Kolischer y amplía su formación en diversos cursos y talleres con docentes como Alberto Magnone, Andrés Bedó, Numen Vilariño, Ariel Ameijenda, Luis Jure, Daniel Maggiolo, Riccardo Bianchini o Dieter Schnebel.

En su trayectoria profesional se nota su eclecticismo, ha escrito y ejecutado música para obras de teatro, también para instalaciones y para cine. Desde hace diez años es docente del Taller Uruguayo de Música Popular (TUMP). Como tecladista se destaca su trabajo con José Carbajal "El Sabalero", con quien ha salido de gira al exterior en varias oportunidades, y su participación en el grupo que acompañaba a Gustavo Nocetti. Ha trabajado y grabado con Eduardo Darnauchans, Jorge Schellemberg, Laura Canoura, Mauricio Ubal, Malena Muyala, Walter Bordoni, Cristina Fernández, y un etcétera bastante extenso, que incluye grupos de jazz y de tango. Ayuí ya había editado otro trabajo de este músico llamado "Gardel, Ecos del Silencio" con la música de la película homónima de Pablo Rodríguez.
En este "Orígenes" participan Gustavo Etchenique, Cono Castro, Gustavo Wojciechowski (Maca), Nicolás Mora, Luis Di Matteo y Sara Sabah.

Lo primero que se nota al escuchar desprevenidamente este disco es que confluyen en él las tradiciones musicales llamadas "culta" y "popular". Lo "popular" se siente fundamentalmente por los fraseos, cadencias y colores tangueros. Y aquí ya tenemos un problema. Cuando uno habla de música culta en general se nos viene a la cabeza la idea de Beethoven, Bach, Mozart, Schubert, etcétera, muchachos que murieron hace más de un siglo, los más pibes. Y cuando se habla de tango se piensa en garufa, percanta, farol y otros elementos léxicos, también musicales, que se generaron hace más de medio siglo. Y sin embargo el disco de Goicoechea está hecho a partir de sonidos que suenan radicalmente "contemporáneos", pero originados a partir de piano, bandoneón y percusión, aunque a veces procesados. Coriún Aharonián en el libro que recoge artículos varios llamado "Conversaciones sobre música, cultura e identidad", habla del proceso de "museízación" de la música, que en el ámbito de la música culta comienza a mediados del siglo XIX. Lo del tango es más conocido, gente muy respetable dice que "el tango es el tango", como afirmando que es de una manera y punto. A nadie se le ocurre decir "la murga es la murga" y cantar como las troups de los años veinte, pero parece que en el tango si debería hacerse así. Lejos de esa idea, este disco de Fernando Goicoechea no es de música de museo. El discurso melódico al que estamos acostumbrados en general hace que un sonido venga predeterminado por el anterior y determine al siguiente. También hay un nexo predeterminado entre los sonidos simultáneos, entre los acordes. En varios pasajes de este CD, fundamentalmente en los tracks llamados viñetas, y también en el track 9 llamado "Orígenes", los sonidos aparecen libres de ese esquema, seguramente participando de otra forma de elaborar el discurso musical. Es como que cada sonido valiera por sí mismo, según sus características, y así se construyen estas "músicas". En un gran pasaje del primer track, "Una mañana de domingo", la mano izquierda de Goicoechea toca el mismo acorde "tormentoso", que agita nuestra escucha, y luego viene la calma. El tema tres, "Varón", justamente es el que tiene una melodía más reconocible y asociada a la milonga bailable, aunque tiene muchos pasajes bastante "experimentales", esta última palabra usada en tanto no sabemos como nombrar algunos sonidos. Luego de escuchar varias veces la intro del track 5, "El nuevo barrio" uno no puede menos que sentir nostalgia de exilio barrial, aquí recordamos otras palabras de Aharonián, la música "significa" en una contexto cultural determinado, y aquí Goicoechea no es experimental, esas frases que aparecen en varios pasajes responden al código tanguero que maneja a la perfección, pero no para repetir lo que ya se hizo, sino para ir hacia adelante. "Con lentitud y suavidad fue colocando encima del mantel las cartas de mi vida/ con maestría iba ordenándome el azar/ muere el tiempo en sus pupilas/ Esa mujer leyó mi corazón como un papiro viejo/ y lo guardo entre sus dedos" es el poema de Mauricio Ubal "La maga" que canta Sara Sabah, una intérprete exquisita que se maneja en un lugar vocal similar a Sabrina Lastman. "El amor es eterno mientras dura, hasta que termina el infinito es un amor perfecto, mientras tus ojos me miran el amor es eterno, esa fue la eternidad, una mañana de domingo". Así recita "Maca" al comienzo del último track, que parece cerrar el círculo. 

Este disco parece ser uno de esos pequeños pasos para superar esas clasificaciones musicales aprendidas, y simplemente hacer música, que refleje la personalidad del autor, su lugar, su tiempo, y que vaya "hacia delante".

   
*****************************************************
     
       
       
       
       
       
MARILYN MANSON - The high end of low      
       

Interscope

     
       
Marcos Ibarra      
       

Último disco del consagrado artista, tan polémico como prolífico. Un sonido prolijo, espectacular, con todo el juguito del rock, el glam rock y la electrónica y con Twiggy Ramírez regresando a la banda y acaso el responsable de unos arreglos maestros. Digamos sin cortapisa: material con mucha polenta. Lo he dicho otras veces y lo vuelvo a decir ahora: Marylin Manson logra poner música de fondo a los tiempos que corren: captura su vértigo, su drama de las ciudades, su lamento juvenil y la poesía de todo eso. El tintineo de la decadencia en alza.

El CD arranca con una voz marilynmanseana conocida, aquella que todos querían volver a escuchar, en que el la sonoridad vocal pasa de las notas agudas a esa especie de carraspeo gritón, clásico del rock pesado. Con mi oreja de escuchar inglés, capturo textos alusivos a los porrazos que ocasionan las relaciones amorosas, acaso (aún) dolido por la separación de su mujer. Pero también está el Manson salado, el que provoca censuras de una cultura que expone su fragilidad con facilidad; es el caso de Black and White y unas palabras como: "Let's shoot up the mall/The school/or the President of whatever/or whoever wants to fight". Juajua (traduzcamos más o menos: Disparemos contra el mal, la escuela o el Presidente o cualquiera que quiera pelear). Juajua decía, un beep censurador se aplica sobre the President … No, más bien Marilyn, ¿cómo vas a tirar contra el Presidente, tas loco bó?! El mal o la escuela, vaya y pase…

   
*****************************************************
     
       
       
       
       
       

MANIC STREET PREACHERS – Journal For Plague Lovers

     
       

Columbia

     
       

Jorge Bonelli

     
       
Luego de dos años, regresan los Manic Street Preachers, originarios de Gales, rinden homenaje a su compañero Richey James Edwards (desaparecido en febrero de 1995, unos meses después del lanzamiento del álbum “The Holy Bible” y dado oficialmente por muerto en noviembre de 2008). “Journal For Plague Lovers” es producido por Steve Albini, el arte de tapa de Jenny Saville y cuenta en su mayoría con letras rescatadas escritas por el propio Richey James.

Un álbum sincero, de mucha carga emocional, es evidente que hay una relación musical con “The Holy Bible” en temas como Peeled Apples, Marlon J.D y She Bathed Herself In A Bath Of Bleach.

Los Manic, se caracterizaron por ser una banda comprometida por sus textos y acciones políticas, considerados un grupo socialista y vinculados a los trabajadores de Gales, incluso se presentaron en Cuba invitados por Fidel Castro. Esto es parte de una rica historia de la banda, que supieron acompañar con muy buenos álbumes desde su creación en 1986. Este presente, bien diferente a los años de rock alternativo, cierran un  ciclo con este bello álbum de canciones catárticas e inteligentes.
   

*****************************************************

     

 

Página anterior
19
Página siguiente